Una vez finalizado el tiempo para generar apoyo a las iniciativas, la facilitadora reflexiona sobre los objetivos más apoyados.

Finalmente, en grupo, nosotras -en sororidad-  nos comprometemos  a hacer las acciones más apoyadas en una realidad a través de la  participación de todas. 

Compárte este conocimiento:

En grupos o en plenaria
(si es que el grupo de mujeres en el taller no es muy grande), creamos una matriz de compromisos.

Para generar el tronco del Árbol Sororo, hacemos que cada motivación se convierta en un objetivo concreto.

FASE 5.

Hacemos
compromisos

1

Para esto, en grupo:

Analizamos las actividades y objetivos creados .

2

Discutimos cómo estos pueden resolver o no las contrafuerzas del patriarcado.

3

Se entrega a cada miembra del grupo “puntos adhesivos”, stickers, post-its u otro material similar.

4

En grupo nos acercamos al Árbol de la Sororidad y por unos minutos, cada una va pegando estos materiales en la rama que más la identifique.

Las ramificaciones son nuestras acciones específicas para lograr nuestro objetivo. De cada objetivo deben salir al menos dos ramas, y esas dos ramas pueden originar más ramas. Mientras más ramificaciones, más frondoso será nuestro árbol.

FASE 4.

Nos
ramificamos

Para plantear los objetivos realizamos la siguiente dinámica.

La facilitadora hace las siguientes preguntas disparadoras:

Arbol Sororo

Con mi par (aquella persona con la que generamos objetivos), respondemos las preguntas y a partir de ellas, generamos actividades específicas para el objetivo que hemos planteado. No importa la cantidad de actividades o acciones.

Nuestro corazón es la materialización de nuestras motivaciones para vencer las contrafuerzas patriarcales. Este será el tronco del Árbol Sororo.

Para generar el tronco del Árbol Sororo, hacemos que cada motivación se convierta en un objetivo concreto.

FASE 3.

El tronco
del árbol
sororo

Para plantear los objetivos realizamos la siguiente dinámica:

01

Con la compañera con la que construí un vínculo a través de la dinámica del hilo, nos juntamos y elegimos una de las contrafuerzas para transformar conjuntamente entre ambas.

02

Una vez elegida la contrafuerza patriarcal, pensamos y escribimos juntas un objetivo para neutralizar esa contrafuerza.

Arbol Sororo

Mientras más concretos sean nuestros objetivos, más fuerte y seguro crecerá el árbol.

Ejemplos:

  • Generar un grupo de ayuda para mujeres que afrontan violencias en el trabajo.
  • Fortalecer los conocimientos sobre uso de tecnologías digitales en la comunidad de mujeres.

El Árbol Sororo nacerá de las raíces y redes fuertes que podamos establecer entre nosotras. Identificamos cuáles son nuestras bases/fuentes desde donde venimos, cuáles/ son nuestra/s identidad/es, la lucha de nuestras ancestras.

Para ello es importante reconocernos e identificarnos entre nosotras. Saber quiénes somos y por qué estamos generando sororidad la una con la otra.

FASE 2.

Nuestras
bases/raíces

01

Armamos un
círculo entre todas.

02

Con un hilo rojo, la persona más jóven del grupo camina hacia la persona que está al frente de ella, pregunta su nombre y qué motivación trae al círculo.

03

Esa persona recibe el hilo y cede su puesto para dirigirse hacia otra persona que tenga al frente, hace las mismas preguntas y entrega el hilo. Se repite el ejercicio hasta completar el círculo.

Las motivaciones que se trajeron al círculo son las bases del árbol y la red que tejimos entre nosotras, son las raíces. Las motivaciones son escritas en papeles por la facilitadora y se pegan en la base del árbol.

para no olvidar:

  • Cada participante debe identificar una contrafuerza y la comenta al grupo.
  • La facilitadora las anota en papeles separados y las coloca alrededor de dónde crearemos el Árbol Sororo.

FASE 1.

El entorno
patriarcal

El trabajo de las mujeres se desarrolla en un
entorno cotidiano que es en sí mismo hostil, pues es patriarcal.

Esto quiere decir que se basa en una construcción histórica, social y cultural que ha puesto al hombre en el centro de todo, generando múltiples desigualdades de poder entre varones y mujeres.

Empezar a fortalecer nuestro empoderamiento implica ser conscientes de estas desigualdades de poder y los alcances del entorno patriarcal.

FASE 1.

El entorno
patriarcal

METODOLOGÍA DEL

Árbol Sororo

Buscamos fortalecer los vínculos de sororidad entre mujeres y sus organizaciones a través de la construcción de lazos de empatía, identidad y estrategias compartidas.

Nuestro fin es ramificar las buenas prácticas en base a la idea de que

 somos parte de una misma lucha que tiene puestas 
 las miras en una sociedad más justa. 

(El Árbol Sororo se compone de 5 fases que se desarrollan a través de dinámicas de grupo y en pareja)

Compárte este conocimiento:

botma

www.mujeresactivando.org

Arbol Sororo